martes, 2 de noviembre de 2010

Trucos caseros para solucionar problemas de lavandería

Pelusas
Para evitar las pelusas, separe las prendas que sueltan pelusa de las que no lo hacen. Siempre revise los bolsillos y saque los papeles porque se deshacen y se pegan sobre todo lo demás.


Las pelusas aparecen cuando:
  • La lavadora está recargada
  • No ha utilizado suficiente detergente para que mantenga las pelusas en suspensión
  • No ha utilizado suficiente agua para que el enjuague se lleve las pelusas
  • El filtro de las pelusas no está limpio
  • Demasiado blanqueador ha causado que la ropa suelte pelusas
  • El ciclo fue demasiado largo, causando abrasión.
Usar suavizante de ropa reduce la atracción estática de las pelusas. También servirá agregar una taza de vinagre al ciclo de enjuague. Puede volver a lavar los artículos con cualquiera de estas soluciones.

Si después de todo esto todavía tiene pelusas, ponga el artículo sobre una superficie plana y aféitelo con una máquina de afeitar desechable con cuchilla de doble filo, o frótelo con un papel de lija liviano, una esponjilla de nylon, un cepillo de nylon de cerda corta y dura, o con uno de cepillar caballos (de la tienda que le vende artículos para equitación).

Moho
Para tratar el moho en las telas (ropa, telas para exteriores, cojines y sombrillas, entre otros) es importante trabajar rápido, tan pronto como se descubra. Cepille el artículo en la bañera o en el exterior, evitando diseminar las esporas.

Si la prenda se puede blanquear, utilice blanqueador de cloro. Si no, remoje las prendas en agua tibia jabonosa y bórax. Si esto no funciona, combine1/4 de cucharadita de blanqueador de oxígeno con 1/4 de taza de agua oxigenada al 3%. Asegúrese que el agua oxigenada sea relativamente nueva, porque pierde su efectividad con el tiempo. (Los líquidos que tienden a descomponerse, se venden en botellas marrones.) Con un trapo limpio, frote suavemente la mancha hasta que desaparezca. Lave la prenda y seque al aire (al sol, si es posible).

Si queda un olor mustio, rocíe el artículo con bicarbonato de sodio, déjelo por unas horas, luego sumerja en agua y lave. Las prendas que no se puedan lavar y que tengan moho, límpielas a seco.

Para reducir el riesgo del moho, guarde la ropa de manera que el aire pueda circular a través de ellas, elimine la humedad colgando bolsas de tela con gel de sílice y / o mantenga una bombilla de luz de voltaje bajo, prendido dentro del armario. Nunca guarde ropa que esté sucia o húmeda. El moho se alimenta de la mugre y la grasa, lo mismo que de la humedad.

Prendas que se han secado demasiado
Una solución para las prendas que se han secado demasiado y los planchados permanentes consiste en colocar las prendas en la secadora, junto con una toalla mojada dentro de la máquina y prender en el ciclo "tibio" (warm) o planchar la prenda con un trapo humedecido con vinagre blanco destilado, diluido con agua o sin diluir. El vinagre puede afectar el color, así que pruébelo primero.

Bolitas
Para evitar que a los suéteres, las sábanas y las colchas les salgan bolitas, lave las telas sintéticas separadas de las toallas, que tienden a restregar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...